Qué son las terapias naturales

Qué son las terapias naturales

Si atendemos a la definición de la OMS de las terapias naturales, las denomina como un conjunto de prácticas médicas que no forman parte de la medicina convencional de un determinado país y no se integran por completo en el sistema principal de atención médica. Si estas prácticas forman parte de la tradición del país la denominamos Medicina Tradicional. La finalidad de las terapias alternativas es complementar el tratamiento convencional, nunca sustituirlo, y reforzar sus efectos positivos en la salud.

Clasificamos las terapias naturales de la siguiente forma:

  • Sistemas integrales: medicina tradicional china, naturopatía, acupuntura.
  • Productos naturales: tratamientos con complementos nutricionales y vitaminas.
  • Técnicas manuales: masaje anticelulítico, drenaje linfático, quiropráctica, shiatsu, reflexología.
  • Técnicas para la mente y el cuerpo: yoga, meditación.
  • Técnicas sobre la base de la energía: Reiki, terapia biomagnética, terapia floral.

Qué beneficios tienen estas terapias

  • No suelen tener efectos secundarios o son mínimos. Son menos agresivas para el organismo.
  • Ayudan a sanar junto con los tratamientos de la medicina convencional. Nunca pretenden ser terapias sustitutivas.
  • Algunas terapias ayudan con las emociones. Además de combatir los síntomas de una dolencia, buscan el bienestar general.
  • Favorecen la recuperación de la energía vital entre mente y cuerpo.
  • Las terapias naturales no cuentan con efectos a largo plazo.
  • Son terapias más económicas porque no incluyen tratamientos de laboratorios generalistas.
  • Refuerzan las defensas naturales del cuerpo para la prevención de enfermedades.

Las terapias de drenaje linfático y masaje anticelulítico

Dentro de las terapias naturales destacamos el drenaje linfático y el masaje anticelulítico.

El primero es una técnica que engloba distintos tipos de masajes aplicados en varias zonas del cuerpo para mejorar la circulación del sistema linfático.

El sistema linfático transporta los desechos desde las células hasta la sangre y al sistema excretor para eliminarlos. La presión aplicada en el drenaje linfático arrastra los líquidos retenidos hacia el sistema circulatorio.

Es muy beneficioso para tratar edemas postquirúrgicos o cicatrices y disminuir los efectos de la celulitis en la piel. Además, al tratarse de un masaje suave tiene un efecto relajante para destensar músculos cargados. También aumenta la respuesta del sistema inmunológico.

La presión que se ejerce con el masaje anticelulítico en los tejidos influye en los vasos linfáticos y contribuye a eliminar toxinas mediante el sistema venoso de retorno. Además, aporta más oxígeno a las células y sanea el tejido con el paso de nutrientes. Este tipo de masaje favorece también la penetración de sustancias activas.

Como hemos visto, las terapias naturales son un conjunto de prácticas complementarias a los tratamientos médicos habituales. Su finalidad es servir de apoyo para conseguir antes el bienestar de los pacientes. Terapias como el drenaje linfático y el masaje anticelulítico contribuyen a activar los tejidos y mantenerlos tonificados mediante técnicas de masoterapia.

Sin comentarios

Añadir un comentario